Falda de copas

Brillante y elegante idea, ha debido pensar el orgulloso escaparatista de la calle del Arco de Salamanca. Brillante es, puesto que el plasticazo asqueroso de las copas de cava refulge con pasión. Elegante cual niño-dios con cara de tortuga ninja, ya puestos a usar simbología de la sub-cultura que domina con bota de hierro en la cara este apestoso planeta-basura.


Pueden ustedes gozar hasta la diarrea del escaparatito que, igual, gana el concurso.

Vestido de fiesta hecho de copas de plástico
Vestido de fiesta hecho de copas de plástico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *