Misterio cutre, el estilo de moda

El estilo cutre de misterio que vimos en Béjar (Salamanca) parece que es el estilo de moda. Hoy lo hemos visto en Medina del Campo (Valladolid). La misma técnica de reciclaje de materiales, hecho deprisa y corriendo, la misma cutrería y pobre realización. La crisis no perdona, amigos.

Belén cutre en Medina del Campo
Belén cutre en Medina del Campo

Se confirma, la navidad es una mierda

Nos lo temíamos, estábamos confusos, pero ahora gracias a esta tienda de cuartos de baño del paseo San Vicente de Valladolid podemos afirmar sin lugar a duda alguna: PAPA NOEL ES UNA MIERDA. Y ello porque usamos la lógica y pensamos que lo que hay en los servicios es una mierda, papa noel está en los servicios luego papa noel es una mierda.

Me parece recordar que se trata de un silogismo tipo BARBARA de la lógica clásica. (Silvia, por favor, corrígeme si me equivoco).

Papa Noel en una taza de váter
Papa Noel en una taza de váter

La crisis

La crisis se nota en cada detalle de nuestras vidas. Fíjense en este “misterio” que han montado junto al ayuntamiento de Béjar. Una mirada detallada nos informa de que las figuras son de cartón, planas y pintadas con poco detalle. El niño debe tener unos 60 años mínimo y es una de esas esculturas tan del gusto de la posguerra. Luego, como colofón, los hombres-niño de musgo, tan del estilo beharahui que son dos maniquíes reciclados de algún comercio. Donación que sin duda el industrioso comerciante reflejará en sus cuentas en las que se desgravará un tanto por ciento de la donación. Los muñecos, no me he podido resistir a incluir detalles, están tuertos ambos sin asomo de vergüenza ni disimulo, uno del ojo izquierdo y otro del derecho. No hablaré de la necesidad de que las instituciones se desvinculen de las costumbres religiosas de los ciudadanos porque eso es cosa de otro siglo, que en el XXI en España estas cosas no las veremos.

Belén cutre en Béjar
Belén cutre en Béjar
Hombe niño de musgo
Hombe niño de musgo
Hombe niño de musgo
Hombe niño de musgo

Animalitos

“Pelo-pico-pata” es una revista de mascotas editada en España. Esta puntualización es necesaria puesto que gran parte de los lectores de estas páginas procede de fuera del imperio del cemento en decadencia que es este país actualmente.
A lo nuestro. La foto que ilustra este comentario está tomada en un quiosco. Es la intención de los editores de la revistita hacer campaña navideña con algo tan tan tan alejado de estas bobadas como son las sufridas mascotas. Nada, que se trata de disfrutar incluso si al bicho le molesta. Fíjense en la cara del pobre animalito. Por cierto, podría publicar la foto de un perro que me es bastante cercano en pijama, tomada la pasada nochevieja. Pero no es cuestión. Baste decir que a todo poseedor de mascotas se le ha pasado por la mente “humanizarlo” haciéndole partícipe de estas mamarrachadas.
Igual también los animales intentan animalizar a los humanos.

Mascota en navidad
Mascota en navidad

Coño, qué navidad

Me envía un amigo una de esas felicitaciones navideñas via correo-e que contiene una atractiva imagen. No todo van a ser penas, celebremos, pues esta navidad con ganas, sumerjámonos a placer en ella, gocemos hasta el hartazgo. Por cierto, ¿quién será el autor del engendro? Porque me gustaría ver otras obras salidas (nunca mejor dicho) de su pluma. Si algún amable lector sabe de dónde procede la foto le agradecería compartiese la información.

Gracias, Alfonso.

Coño de fiestas
Coño de fiestas

Mierda en la puerta

Una puerta como otra cualquiera por la que pasé el otro día. En España, claro. La foto es una mierda, es verdad, pero me sirve para ilustar el comentario. Estas gentes que ven películas yanquis (sí, de esas que se repiten miles y miles de veces cada navidad) y se van a la tienda y se compran esta porquería plástica con el cartelito “merri crismas”. Claro. Mola. Lo he visto en una película, es elegante, es “cul”. PUES NO IMBÉCIL. También hay una película en la que un tipo va con una motosierra cortando gente en trozos y no lo haces, MEMO. Además de que por el sólo hecho de ser yanqui la cosa NO ES ELEGANTE. Los yanquis no son elegantes, de hecho son todo menos elegantes. Son unos macarras, unos chulos y unos prepotentes horteras. Para colmo de males tampoco son originales, se repiten hasta el hastío y copian más que los japoneses. Las ramitas en las puertas, dicen, son cosas de los romanos de los que tanto copian estos nuevos imperialistas. Vamos, que a ver si nos vamos ahorrando la pasta gastada en estas mamarrachadas horteras que hacen daño a la vista de los transeúntes. Al menos, horteras, colgadlo dentro de vuestras casas, coño, que son feos y molestan. Pero claro, si no lo ve nadie es como si no estuviera. Y así toda la calle, todos los balcones, las puertas y hasta los cojones, que llega el día de vestirlos de rojo, no se les olvide…

Mierda en puerta
Mierda en puerta

El surfista

Papa Noel surfista
Papa Noel surfista

Este bello ejemplo de horterada navideña se encuentra en una zapatería de la calle Mantería de Valladolid. Menudo diseño, se habrá partido los cuernos el escaparatista de turno para parir semejante mierda. Señores, parece que con tal de que vaya de rojo y parezca navideño todo vale. Igual se imagina el iluminado que con eso va a vender más. ¡Señores cómo está el patio!

Por cierto, que agradezco a los lectores de estas páginas los comentarios que publican. Aunque no lo crean, los leo todos

La crisis de ideas

La crisis galopante cual jinete apocalíptico ha invadido mi vida. No en la forma habitual (=económica) en que lo hace en las gentes otras. No. Mi afección consiste en la sequía de ideas que destripar, de acicates para el despotrique. Otras temporadas anteriores paseaba con la cámara en riste cual quijote invernal y cada recodo se me ofrecía extenso. Sin embargo este año, en el nadir de esta crisis tan cacareada, la ideas no florecen en mis circunvoluciones. No sé si será causa externa o endógena. Igual tenemos que esperar otro año para comprobarlo.
Eso sí, puedo prometer y prometo que el fin último de estas páginas es que no tengan sentido. Traducido (oshea) que me encantaría no tener que odiar estasfechastanseñaladas por la simple razón de su inexistencia.
No lo verán tus ojos, lector. Ni los míos.

Globalización

Papa Noel negro
Papa Noel negro

Igual porque es de día, pero si alguien ve un bicho vestido de negro encaramado a una ventana lo más probable es que le dé por pegarle un tiro en lugar de ayudarle a subir con el paquete. Pero, coño, ¿es que nadie se da cuenta de lo espantoso que es colgar estas mierdas en la ventana

¿Serán imaginaciones mías?

Me debo estar volviendo paranoico porque veo luces donde no las hay, y quizá fantasmas también. Uno que yo me sé empezó así, a ver cosas como una cabra en el medio de la ciudad que luego resultó ser una vespino y, claro, es que necesitaba gafas. Ayuda, por favor. ¿Alguno de los lectores ve las reminiscencias entre las luces y el logotipo de las “fascies” (“haces” en castellano)? Eso espero, en otro caso tendré que ponerme las gafas de la miopía mental a la mayor brevedad posible.La foto, para el que tenga interés, está tomada en la avenida de Italia de Salamanca y el dibujo de un conocido portal de subastas.Vaya: lucecitas, fascies, avenida de Italia, alcalde Lanzarote… Me traicionan las neuronas y empiezo a ver relaciones…En fin, a dormir, que ya va siendo hora.

Parecidos razonables: luces y símbolo fascista
Parecidos razonables: luces y símbolo fascista