Comienza el espectáculo, amiguetes

Vean esta magnífica grabación realizada ayer noche en una tequilería salmantina. El sufrido modelo, un amigo, transigió en posar y bailar delante de la cámara para mostrar en toda su magnificencia el funcionamiento de su navideño jersey o pulover como dicen en otras tierras. La prenda en cuestión está dotada de unas lucecitas de colores que se activan con el movimiento dando a la decoración el brillo y esplendor que estas ocurrencias merecen.

Debo agradecer a Berta su amabilidad en la grabación y envío de este vídeo porque, como saben todos los que me conocen, me niego a tener esos espías de bolsillo que se llaman “smartphones”.

¡Vivan los chips de silicio, la miniaturización y la tecnología LED que tanto hace por el bienestar diario de la raza que acabará con su existencia en el planeta!