A fuerza de repetirlo

Nuestro carnicero de junto a la plaza del mercado suele hacer todos los años un escaparate navideño en el que hay macetas con pezuñas de cerdo plantadas y un cartel “A VER SI CRECEN PARA NAVIDADES”. El negocio en cuestión se dedica a la venta de jamones y, claro, sería el chollo que crecieran en los bancales como en “Amanece que no es poco” y quizá por eso lo repite año tras año a ver si a fuerza de repetirlo, se cumple. Le pasa también a nuestro presidente del gobierno, Donma (riano) y esa cantinela que últimamente le ha cogido y que repite como letanía “se ha acabado la crisis”. De ilusión también se vive, Donma (riano) y lo mismo les pasa a los de la carnicería, y a muchos de nosotros. Pero no crean que por mucho repetirlo se hará realidad.