Pintada navideña

Es en días como este en que uno se hace cuenta de hasta qué punto hace falta el anti-monarquismo, o sea, acabar con todos los reyes. Los magos los primeros por la tremenda vergüenza que debería darnos engañar niños. Los regentes (o figurantes) por lo que suponen de anacronismo, de gasto y de carga social, amén de injusticia.

Es en estos días, queridos y abnegados lectores, en los que el sólo consuelo es que la navidad como cada año, terminará y podremos disfrutar de diez u once meses de paz. ¡Ánimo que ya queda menos!

¡Toma regalo de año nuevo!

El año nuevo, cualquiera, nos trae siempre las malas noticias de que suben los precios (todos) pero los salarios, los pobres, no. Y este año nuevo gracias a San Edward Snowden, entre otros benefactores de la humanidad nos enteramos este 2014 de que los salvadores de la humanidad, usease, los yanquis, han puesto puertas traseras para espiar hasta las máquinas de refrescos. Lean ustedes (el que pueda, claro, porque el artículo que publica un periódico alemán está en inglés). Por supuesto no hay nada que temer ya que lo hacen por nuestro bien, como tener a los pobres inocentes en Guantánamo, invadir Irak o cualquier otra de las tropelías a que algunos dirigentes de ese país (y la mayoría de sus votantes) permiten que ocurra. ¡Y pensar que fueron en otra época los adalides de la libertad y la democracia.

En fin, que el 2014 se les dé bien, mejor que el infame 2013 que ya nos ha dejado.

¡Ya queda menos!

Es en días como este en que uno se hace cuenta de hasta qué punto hace falta el anti-monarquismo, o sea, acabar con todos los reyes. Los magos los primeros por la tremenda vergüenza que debería darnos engañar niños. Los regentes (o figurantes) por lo que suponen de anacronismo, de gasto y de carga social, amén de injusticia.

Es en estos días, queridos y abnegados lectores, en los que el sólo consuelo es que la navidad como cada año, terminará y podremos disfrutar de diez u once meses de paz. ¡Ánimo que ya queda menos!

¡Ya queda menos!

Me acaba de llegar un mensaje de una amiga con un vídeo de “Los ilegales”, una canción llamada “Agotados de esperar el fin “. Y para ustedes que están agotados de esperar el fin de tantas cosas* va esta entrada y dedicatoria.

* Cosas de las que nos gustaría ver el fin: corrupción, mentira, guerra, desfachatez, incomprensión, miseria, explotación y también, porqué no, del año en curso que nos ha traído una buena dosis de todo esto apoyadas muchas de ellas en la consabida y tan traída y llevada “crisis”.

Va mediada la tortura

Ya ha pasado buena parte de la tortura a que se nos somete a los ciudadanos que odiamos estas fechas. Han terminado (y hablo de los que sobrevivimos en España) las felicitaciones hipócritas de compañeros, la espantosa parte de la familia que nos visita, el inútil mensaje del ciudadano Borbón, las panzadas obligatorias, el paripé de los regalos de Papa-Visa.
Ya queda poco amiguetes, menos a los que vivís lejos de la dictadura hispánica, que tan sólo debéis sufrir ya el cambio de año. Aquí nos queda más porque aún debemos aguantar la farsa de los regalos de los reyes magos y el gran engaño a los críos, pobres.

En fin, fortaleza, que ya pasó lo peor.

¡Ah! No olvidéis que los comentarios son bienvenidos en el libro de firmas . No aparecen de forma inmediata para evitar que se llene de publicidad, pero estáis invitados a poner vuestras opiniones.

Nota: En la actualidad (2020) está deshabilitada la opción de los comentarios. Quizá la active algún día, ya veremos.

Cosas de esta navidad

Nuestro hostmaster no tiene consideración alguna con el autor de estos comentarios que, dicho sea de paso, está bastante atareado en otras cuestiones. No es que no odie la navidad como todos los años, queridos lectores. Es que como no puedo poner fotos del modo habitual y no me ha funcionado el blog hasta hace poco, pues he perdido el fuelle inicial.
En fin, espero que los amables visitantes aporten sus comentarios para darle vida a este lugar.

Amén.

El anuncio

El anuncio de la lotería de navidad este año está dando más que hablar que la Gürtel. Es cierto que en el spot en cuestión además de las ñoñeces habituales y pasteleo típico de las fechas tiene un buen condimento: los fósiles que hacen como que cantan y los playback infames. No es de extrañar que haya hecho furor en los medios sociales de la red. Vean

a) la ya clásica versión de la escena de “El hundimiento”
b) la versión “Terminator”
c) la versión “Terrorífica”
d) la remasterización creativa
e) la versión reivindicativa

bueno y alguna más que hay circulando por ahí. La verdad que tras una visión poco, muy poco crítica, lo único que se salva es Pedraza (Segovia) visita obligada, se lo juro, aunque no coincidan con el concierto de las velas de julio.