Manía por la navidad

Nacimiento en una fuente pública italiana

En Nápoles hay verdadera pasión por los nacimientos que, según aseguran, surgieron allí. Los artesanos pueblan las calles centrales y más turísticas de la ciudad vendiendo sus mercancias durante todo al año y, por supuesto, haciendo envíos donde haga falta. Hay hasta una calle en la que solo hay tiendas de este tipo.

La pasión por los misterios también llega a la población en general que los monta en los más inusitados lugares. Para ejemplo la foto que ilustra el comentario, en la que han colocado un belén en una fuente pública. Si no recuerdo mal la foto está hecha en Nápoles, pero no lo aseguraría al 100%. Es reseñable el respeto que tienen por el montaje, que nadie toca ni daña. Ya podrían hacer lo mismo con el resto de la ciudad que es un verdadero caos.

Una imagen vale más que mis palabras

Jesusitos napolitanos
Jesusitos napolitanos

Sí, han leído bien. En este caso una imagen vale más que mis palabras y, quizá, también más de mil palabras. Que lo evalúe quien tenga ganas.

La foto esta de los niños jesusitos fue tomada en Nápoles, lugar donde las supercherías y creencias de diversos tipo conviven sin mayor problema en las mentes de las gentes. No sé si los jesusitos entran dentro de una o la otra categoría, me temo que hasta puede que en ambas. El caso es que están precedidos de una pegatina que indica que se puede pagar con cualquier medio de plástico, lo que me hizo reflexionar sobre lo mercantil de las figuritas y, por supuesto, de la navidad en la que justo se usa el jesusín para justificarlas.

Nota: que conste que en el momento que hice la foto, hace un par de meses, no andaba pensando en este blog, porque no pensaba recuperar el nombre. Pero ya ven uds. que “los caminos del señor son inescrutables”.