Reyes sí, pero de peluche

En este negocio han expresado, sin querer quizá, lo que pensamos muchos habitantes de este país: que los reyes que queremos ver son de peluche. Así estarán inactivos, los podremos colocar en sus cajitas durante 11 meses al año y sacudirles el polvo para dejarlos de adorno en la calle. Serán mucho menos problemáticos, más inocuos y menos costosos que los que actualmente ¿lideran? este reducto cuasitercermundista de las monarquías hereditarias (y machistas) que arrastramos desde la edad del bronce. ¿No va siendo hora de ir ventilando y modernizando esta sociedad “tecno-ilógica?

Seguimiento de la farsa

Queridas criaturas: los adultos somos tan imaginativos en la farsa entre nosotros que queremos que tal característica se vaya desarrollando en vosotros también. Por eso nos inventamos todas las tretas del mundo para mantener las farsas de Papá Noêl – Reyes magos de cualquier modo a nuestro alcance. Así también podéis comprobar -o intentarlo- que todo el montaje es cierto como el cielo o el infierno. La tecnología puesta a nuestro alcance la usamos para todo esto y más. Por ello hemos puesto a vuestra disposición el seguimiento en internet del viaje de viejo barbudo imaginario y sus renos.

www.flightradar24.com/r3dno53

Véase que el nombre del vuelo es una variante de RED NOSE (nariz roja) como la del reno que guía el carro imaginario.

Nota para adultos: dios no existe, son los padres.

Otra nota para adultos: si esto hacemos con los niños, qué no harán los políticos con todos.