Empieza la tortura

Y no es coña. Para muchos de los humanos viandantes que pisan estas calles la navidad es una tortura horrorosa en muchos sentidos: visual, estético, acústico, humano, ecológico, estomacal y social. Esta página será un homenaje a todos ellos, que están invitados a escribir tanto en el libro de firmas como artículos. ¡Sean ustedes bien recibidos, enemigos de la navidad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.