Los restos de la gran patraña

La patraña por antonomasia, el engaño que los adultos practicamos anualmente sobre los niños, los Reyes Magos que no son ni reyes ni  mágicos, dejaa como secuela una importante cantidad de basura en la ciudad. Este aspectoo presentan muchas de las calles una semana después de la gran fiesta del consumo. Papeles tirados por todas partes afeando la estética ciudadana y recordándonos “que bello es consumir”. Pongo esto entre comillas para hacer un poco de cachondeo sobre una bazofia infumable, un pestiño gigante de moralina barata y manida que cada puta navidad tenemos que aguantar: “Qué bello es vivir“, una peli que es una inyección de morfina cristiana adornada con la gazmoñería patética de los yanquis. Una gran aportación sin duda a las razones para odiar la navidad. Igual el año que viene me decido y hago una entrada entera comentándola. 

Restos de la fiesta de reyes
Restos de la fiesta de reyes

Ya casiiiiii

Estamos a punto de que termine esta tortura. Tras hoy, que es el día de la gran superchería, el gran engaño, la estafa a la infancia, todo empezará de nuevo, retirarán los horribles escaparates, la espantosas luces y decoraciones, y la sociedad dormida seguirá durmiendo otro añito. Sin embargo esta noche no dejo de pensar en las dos frases, una que hemos sufrido todos y otras que, quizá, sufriremos todos también.

  • Los Reyes Magos no existen, son los padres.
  • Dios no existe, son los Padres.

 Nótese el uso de las mayúsculas, no es gratuito. Si son ustedes, queridos lectores, padres de familia, deberían avergonzarse de engañar con semejante desparpajo a tiernos infantes a su cargo. Si son ustedes comerciantes, deberían avergonzarse de aprovecharse de la burla anterior. Si son simplemente cómplices, deberían avergonzarse, como yo, de todo este engaño de ingentes proporciones. Pensemos que una sociedad más justa, más solidaria, más madura, más adulta y más concienciada no puede empezar con farsas planetarias a los más desvalidos de sus miembros, a los más crédulos, a los más inocentes. Seamos serios, cambiemos esto, no vamos por buen camino, el amor no se puede demostrar engañando y poseyendo objetos.

¡Que desvergüenza!

Vaya panda de aves de rapiña, que manera de aprovecharse de los críos. Joder, vaya mundo, si esto hacemos con los nenes para que se traguen nuestras mentiras por su bien ¡que no harán los gobernantes para que nos traguemos las suyas por nuestro bien!

Vean el anuncio
Even subtitled in english!

Actualización: como suele pasar los enlaces han perdido su validez, así que a fastidiarse. Otro año los descargaré y los pondré en esta web, así no habrá problemas en el futuro.