La tele como espejismo

Hasta el sábado estuve esperando que los señores/as de la tele me llamasen o escribiesen para quedar y grabar la entrevista que necesitaban. Nada. Menos mal que en la mañana del sábado, entre fríos y lluvias, nos largamos con viento fresco a La Fregeneda a la encomiable tarea de etiquetar botellas de vino, tarea que realizamos unas 1200 veces para olvidarnos del espejismo televisivo, cosa que conseguimos los cuatro asistentes a la “etiquetada” gracias a la paliza que nos pegamos. 

Ahora la tele

También parece que la casta de aficionados a odiar la navidad (y hacerla odiar) ha llegado a las salas de producción de la tele. El próximo viernes sábado me grabarán una entrevista caminando por las calles de Salamanca para la inclusión en un programa de Tele 5. Les pediré permiso para poder incluir el video, pero desde ya os vaticino que está difícil.