La mano divina

Vean que magnífico ejemplo de diseño hortera que aprovecha la ñoñería imperante en estas-fechas-tan-señaladas para vender cualquier mierda como objeto decorativo. Joder, estoy tentado de regalárselo a algúna persona para hacerle la putada. Porque putada es tener que colocar encima de la mesa (en las teles de ahora ya no caben cosas) una mano con estigma y los personajes de la bufonada cristiana de la navidad en las puntas de los dedos y con nubecitas. El tamaño de la cosa es la ostia, nunca mejor dicho, casi medio metro . Si es que es imposible hacerlo más feo.

Mano divina de un chino
Mano divina de un chino

 Pues si, lo han adivinado, lo he visto en el escaparate de un chino. Siento mucho que la foto no de para más, pero les juro por Sinter Klaas que intentaré hacer una mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.