Va mediada la tortura

Ya ha pasado buena parte de la tortura a que se nos somete a los ciudadanos que odiamos estas fechas. Han terminado (y hablo de los que sobrevivimos en España) las felicitaciones hipócritas de compañeros, la espantosa parte de la familia que nos visita, el inútil mensaje del ciudadano Borbón, las panzadas obligatorias, el paripé de los regalos de Papa-Visa.
Ya queda poco amiguetes, menos a los que vivís lejos de la dictadura hispánica, que tan sólo debéis sufrir ya el cambio de año. Aquí nos queda más porque aún debemos aguantar la farsa de los regalos de los reyes magos y el gran engaño a los críos, pobres.

En fin, fortaleza, que ya pasó lo peor.

¡Ah! No olvidéis que los comentarios son bienvenidos en el libro de firmas . No aparecen de forma inmediata para evitar que se llene de publicidad, pero estáis invitados a poner vuestras opiniones.

Nota: En la actualidad (2020) está deshabilitada la opción de los comentarios. Quizá la active algún día, ya veremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.