La mula

En este escaparate, correspondiente a una farmacia de Talavera de la Reina (Toledo) parece que han querido saltarse la norma que Ratzinger Z emitió hace tiempo eliminando del portalito a los animales de cuatro patas, es decir, la mula y el buey. El escaparatisto o la escaparatista han querido saltarse a la torera la tal norma, pero disimulando, y han puesto a un maromo azul representando, quizá, a la mula. Otra posiblidad es que se trate de una advertencia del barbudo de lo que le va a ocurrir al que le ocurra acercarse a la virgen.

Ah, y los LED que no falten, coño, que pa’ eso es navida’.

La foto, por cierto, es contribución de una lectora de los engendros de este lugar.

Los recortes llegan al portalillo

Nueva temporada del blog. Es el 5º año, de modo que ya estamos «lustrados» y no muy ilustrados de cosas navideñas que, dicho sea de paso, ya llevan bastante tiempo a la venta en algunos supermercados. Será por «la bicha» (usuease la crisis).
Pero vayamos al grano. Para que no se acuse a la santaiglesiacatolicapostolicayromana de zoofilia el hechicero mayor de la tribu o jefe de la secta, Ratzinger Z, ha hecho fuego de pecho contra los inócuos y decorativos animalejos que decoran desde lo menos el siglo XII el portal de Belén.
Lean este artículo en el que guionista se explaya a sus anchas en el tema.
 Vuelvan pronto, tendré más cosas para entretenerles.