La mula

En este escaparate, correspondiente a una farmacia de Talavera de la Reina (Toledo) parece que han querido saltarse la norma que Ratzinger Z emitió hace tiempo eliminando del portalito a los animales de cuatro patas, es decir, la mula y el buey. El escaparatisto o la escaparatista han querido saltarse a la torera la tal norma, pero disimulando, y han puesto a un maromo azul representando, quizá, a la mula. Otra posiblidad es que se trate de una advertencia del barbudo de lo que le va a ocurrir al que le ocurra acercarse a la virgen.

Ah, y los LED que no falten, coño, que pa’ eso es navida’.

La foto, por cierto, es contribución de una lectora de los engendros de este lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.