Peligros de la navidad (III)

Observen ustedes al pobre chucho de la foto y díganme si no deberían estar prohibidas ciertas prácticas con las mascotas. Que el dueño se podría haber travestido el mismo de ciervo y dejar en paz al sufridor animal que ahora sirve como motivo de atracción en una céntrica tienda de fotografía de Salamanca.

Perro con cuernos de alce
Perro con cuernos de alce

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.