El sexo es malo, niños

Recordad, queridos infantes: el sexo es malo, malísimo. De hecho provoca que el ser humano y sus gilipolleces se multipliquen «ad infinitum».

Vean este curioso escaparate que el gracejo sevillano ha ideado y que los conservadores de la moral carpeto-vetónica han salido corriendo a denunciar haciendo que la publicidad del sitio se multiplique hasta llegar a estratos nacionales.

Aquí está el enlace a la noticia, pero quede la imagen en este blog, que la nube es traidora y voluble.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.